La desempolvadura periódica  de los equipos de ventilación es fundamental para garantizar una calidad del aire optima. Con la limpieza y desinfección de los conducto y equipos de ventilación se consigue eliminar la suciedad y polvo, así como eliminar todo tipo de microorganismos como bacterias, hongos, levaduras.

La mala calidad del aire interior es un problemas grave que puede ocasionar:

  • Enfermedades del sistema respiratorio
  • Síndrome del  Edificio Enfermo
  • Alergias
  • Dolor de cabeza
  • Irritación de ojos
  • Aumento bajas laborales
Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted